sábado, 10 de agosto de 2013

El diablo en su interior


 
   Curas abusadores

Abuso: Uso o aprovechamiento excesivo o indebido de algo o de alguien, en perjuicio propio o ajeno.

Abuso deshonesto (Sexual): Satisfacción de un apetito sexual forzando a otra persona. Es el nombre específico de ese delito.

Sacerdote: Hombre consagrado a algún culto divino ungido y ordenado para celebrar oficios a una divinidad.

El papa Francisco tiene un largo y arduo trabajo, tan largo que no le alcanzará su vida para verlo finalizado. El trabajo es cambiar la visión que se tiene sobre la iglesia católica y sobre todo sobre sus sacerdotes, bien a comenzado al poner el ojo sobre el banco del vaticano envuelto en grandes escándalos y sospechas de corrupción.
Pero el verdadero trabajo, el cual dará un verdadero sentido de cambio es cuando decida intervenir en los casos de abusos por parte de curas y sacerdotes. En 2002 el papa Juan Pablo II decía  "No hay lugar en el sacerdocio para los que dañan a los niños" Es que hay lugar en otro lado para ellos? Como si el abuso en sí no fuera poco, genera en su alrededor otros pequeños abusos o meramente mentiras grandes y pequeñas que giran alrededor el abusado y que muchas veces están dirigidas hacia él.

El presidente del Tribunal Eclesiástico de la república Argentina, José Bonet Alcón, en ese momento dijo que en su vida no se topó con casos de clérigos que abusasen de niños”, pero sí “con casos en los que acusan al sacerdote sin razón –por despecho o por haber sido rechazados– tanto mujeres como homosexuales”.
Si bien la tarea de terminar con los abusos y la corrupción, entre otros males, es ardua el verdadero trabajo del papa sera encontrar dentro de la iglesia gente que verdaderamente quiera ofrecerle ayuda para acabar con el diablo que llevan en su interior.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.