sábado, 3 de agosto de 2013

Exportar sentimientos.


Debido a una publicación de Mriam Celaya, una excelente bloguera una de mis preferidas. http://www.desdecuba.com/sin_evasion/?p=2363 me permito una pequeña reflexión.

En esta publicación Miriam se plantea porque Cubacel ofrece una promoción de 2x1 para las recargas a celulares dentro de la isla pero solo hechas desde el exterior.
Si me hago la misma pregunta, lo primero que se me viene a la cabeza es que el régimen cubano exporta sentimiento. La falta de promociones para los ciudadanos que se encuentran en la isla se puede entender como que a estado no le interesa tanto que ellos gasten su dinero en cargas para celulares, en cambio si le interesa que lo hagan desde el exterior para él recibir dinero desde fuera y no el que esta en la isla circulando. No solo por la falta de promociones en el interior de la isla se puede deducir el método para recibir ganancias el estado, sino por el elevado costo de esos minutos de comunicación ya que la promoción sirve para recargas entre 20CUC-50CUC enviadas a Cuba. recordemos que en la isla el salario promedio es de entre 20 y 24 dólares al mes.

Que ocurre con los envíos de dinero desde el exterior? (remesas)                                                                                              

El gobierno cubano lógicamente no ofrece estadísticas sobre las remesas que recibe la población de la isla. Desde el 1959 hasta el 1979 las remesas estuvieron prohibidas y eran casi inexistentes. Entre el 1979 y el 1982 hubo una flexibilización. En 1995 Fidel Castro introduce el llamado Peso Cubano Convertible (CUPC), comúnmente llamado CUC. Cualquier transacción oficial en divisas requiere el cambio a CUC por lo que en la isla circulan dos monedas simultáneamente, el gobierno equipara el CUC al dólar para los cálculos económicos pero establece un impuesto de transacción para las personas que alcanza el 18%, más los costos de envío que alcanzan el 17% del monto enviado que paga la persona que envía el dinero. 
A modo de conclusión se puede decir que el régimen cubano encontró un nuevo, pero detestable, producto para exportar, los sentimientos.

2 comentarios:

  1. Como mismo escribi en el blog de Miriam, es un metodo para explotar a los cubanos del exterior y obtener divisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Es loco darse cuenta que el régimen usa a los mismos cubanos que hecho.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.